Signos de los Tiempos
  Mensajes de Dios Padre
 
 

De los mensajes Dictados por Jesús y su Santísima Madre la Virgen María
a
Anónimo

Mensajes de Dios Padre 
para estos últimos tiempos

 

  • Mensaje de 12-10-1999

  • Mensaje de 29-10-1999

  • Mensaje de 20-04-2000

  • Mensaje de 21-05-2000

  • Mensaje de 28-04-2001 Confidencia 568

  • Mensaje de 06-10-2001

Mensaje de Dios Padre
12-10-1999

"Hijitos Míos: 
Estos son tiempos de gran Misericordia y de gran Amor hacia vosotros, Mis pequeños. 
Son tiempos de purificación y de preparación a la Segunda Venida de Mi Hijo.

Todo nacimiento exige dolor, exige donación, exige dar la vida por el nuevo ser que nacerá. Ahora son tiempos en los cuales nacerá una nueva estirpe de amor, la estirpe real, escogida por Mí, vuestro Padre, desde antes de todos los siglos, estirpe que alabará Mi Santo Nombre, que adorará con grande amor y agradecimiento a su Dios, al Dios Creador, al Dios Redentor y al Dios Amor.

Sí hijitos Míos, ahora estáis viviendo la purificación del género humano y de Mi Iglesia, y el resultado dará el pueblo escogido, Mi Pueblo Amado, el cual Me habrá escogido como a su Dios, como a su Padre, como a su Protector, como a su Pastor, en Quien han puesto toda su confianza.

Será el pueblo que recibirá toda la herencia Prometida de todos los siglos, en donde Yo Seré su Padre y ellos serán Mis Hijos verdaderos; hijos obedientes, hijos dóciles, hijos bondadosos, hijos que formarán el pueblo en la fraternidad Divina, aceptando y siguiendo Mis Leyes y Mandatos con alegría y confianza, reconociendo que Yo, vuestro Dios, sólo Puedo Ofrecer a Mis Hijos Cuidados y Amor sin límite, y antes de Haceros algún daño, Me lo infringiría a Mí Mismo, como ya Hice en la presencia de Mi Hijo Jesucristo en el pasado.

El maligno, en la libertad que tiene, por ser también criatura Mía, quiere destruiros.
Quiere destruir todo lo que Yo He Creado para consentir a Mis Hijos, a todos vosotros. Él ha pedido permiso para
probaros en la Fe que Yo os He Concedido desde el Bautismo y que He Procurado Reforzaros a través de la institución de los Sacramentos, Legado de la Misión Divina de Mi Hijo sobre la Tierra, y con todos los Mensajes y recordatorios que os He Enviado posteriormente, a través de Mi Hija, la siempre Virgen María, y de vuestros hermanos, profetas de vuestro tiempo.

Aquellos que han aceptado y seguido Mis Indicaciones Dadas por ellos, deberán vivir estos momentos en total paz, confianza y alegría, sabiendo que después del dolor vendrá Mi Reino sobre la tierra, la Nueva Jerusalén Celestial, anunciada desde antiguo y que, por fin, muchos de vosotros veréis y así confirmaréis Mis Promesas en vosotros mismos.

Ciertamente éstos son tiempos de dolor y de aflicción, dolor y aflicción que Yo Comparto con vosotros, puesto que así como algunos de vosotros Me daréis las gracias, aceptando con docilidad, confianza, amor y sacrificio éstos momentos, al ofrecer vuestros dolores y molestias por la salvación de las almas que Arrancaré de la Tierra; de otros de vosotros, en cambio, Recibiré blasfemias, imprecaciones, abandono y ataque, porque no han sabido aceptar de su Dios, de su Padre, su Voluntad.

Recordad que habéis venido a servir, no a ser servidos. 
En el servir se obtiene la alegría en los que son Míos. 
En el servir el alma santa encuentra su razón de ser. 
En el servir el alma se hermana con Mi Hijo Jesucristo. 
En el servir se crece en el amor. 
En el servir se prepara el alma para ser Servida, Cuidada, Amada por Mí, vuestro Dios, para toda la eternidad.

Estos son los tiempos en los que Mí gran Misericordia se Derramará para la salvación de innumerables almas, gracias a vuestra donación de amor en el dolor. La gran mayoría de vosotros veis sólo las catástrofes físicas y materiales, y no os ponéis a reflexionar que un alma vale muchísimo más que la total destrucción de una ciudad.

Un alma es parte de Mí, vuestro Dios, y si Yo Soy Omnipotente e Infinito, vuestra alma también lo es, así que, para Mí, cada uno de vosotros vale más que muchos mundos juntos, por lo tanto, Mí Misericordia Se Derrama y Se Derramará en abundancia en estos tiempos, para Poderos Salvar a cada uno de vosotros.

Yo Quiero Recuperar lo que Me Pertenece, y cada uno de vosotros es valiosísimo para Mí y Lucharé contra las fuerzas del mal para Poder Recuperaros.

Como os He Dicho, aquellos que son Mis Hijos verdaderos aceptan con alegría y docilidad estos momentos para ayudarme en la salvación de sus propios hermanos. 
Aquellos de corazón duro recibirán vida espiritual gracias a ellos, por su intercesión, para su salvación, y
Yo Proveeré de todo lo necesario para que esas almas duras se ablanden para Obtener su salvación, aún en los últimos segundos de su vida.

Os Repito lo que ya antes os Dije: 
Cuando comiencen los acontecimientos a realizarse, agradecédmelo; 
cuando estéis en lo más fuerte, agradecédmelo; 
cuando terminen, agradecédmelo, 
porque Yo Estaré Velando por cada uno de vosotros en todo momento.

¿ Qué padre o madre de la Tierra se podría apartar del hijo amado en los últimos instantes de su vida o cuando tienen problemas muy graves ?. 
Si esto lo hacéis vosotros y vuestro amor es pequeño, es imperfecto, ¿ Qué no Haré Yo por vosotros, Mis pequeños, que Soy vuestro Padre en la Perfección y en el Amor ?

Confiad en Mí. 
Los acontecimientos se tienen que dar para que, por fin, la maldad y la muerte sean vencidas.

Vosotros, los que más sufriréis y vayáis a morir, seréis los Cristos de este tiempo, quienes daréis vuestra vida para que surja la Nueva Vida en plenitud, Mi Vida entre vosotros. 
Cuando veáis la Luz del Nuevo Día, os daréis cuenta plena de lo valioso que fue vuestro dolor. Ya Mi Hijo os lo Dijo: "El discípulo no puede ser más que el Maestro". 
Si Mi Hijo se Dio por vosotros, ahora os toca daros por vuestros hermanos.

Estos son tiempos de Gran Misericordia y de Gran Amor en donde se verá la Caridad Divina Actuando en muchos de vosotros, Dando la vida propia por la salvación de vuestros hermanos.

Confiad en Mi Sabiduría que todo lo Ve, que todo lo Sabe, que todo lo Prepara para el gran Banquete. Todos estáis invitados, TODOS VOSOTROS, porque todos sois Mis hijos. 
Venid a Mí, venid con confianza y alegría, porque
el Nuevo Renacer se acercael despertar del Nuevo Día está a las puertas. El Amor Infinito pronto Se Va a Manifestar.

Alegraos en medio del dolor, como la madre se alegra en el parto en medio del dolor, porque Yo Seré nuevamente vuestro Padre y vosotros Mis hijos consentidos.

La purificación se tiene que dar para vuestro bien, pero recordad que con vuestra oración, donación, aceptación a la prueba y al dolor, podréis reducir el tiempo y la crueldad con la que el maligno os atacará
De vosotros,
de vuestra fe, de vuestra oración y donación, dependerá el desarrollo de los acontecimientos.

Yo Estoy y Estaré con vosotros en todo momento, y vuestra Madre Santísima os Protege y os Guía como Madre Amorosa que Es, para Llevaros por el buen camino, el cual os llevará a la perfección del Amor.

Confiad hijitos Míos y no temáis en absolutoporque el maligno no podrá hacer más allá de lo que tiene permitido. Nada será imposible de soportar para cada uno de vosotros si os apoyáis en Mi Gracia y en Mi Amor.
La confianza que Me deis os dará la fuerza para resistir
esta prueba fuerte, pero pasajera, la cual, en lugar de traeros mal, os llevará a la obtención del Gran Bien, el cual He Reservado para cada uno de vosotros en el Reino de los Cielos.

Ninguno de "los lugares" que os He Reservado es igual; cada uno lleva un sello particularel sello con el cual habréis marcado vuestra vida con la donación de amor que hagáis por servirme, viviendo y aún, muriendo, por vuestros hermanos, buscando su salvación eterna y deseando para ellos el goce del Bien supremo por toda la Eternidad.

Recibid Mis Bendiciones, Mi Amor por entero y Mis Cuidados y, no dudéis, que Yo Estaré con vosotros en todo momento, tanto para Ayudaros a manteneros fuertes en la prueba, como para Ayudaros a dar el paso definitivo para regresar a vuestro Hogar Celestial."

 

2º Mensaje de Dios Padre
29-10-1999

"Hijitos Míos: 
Hoy os Quiero Hablar sobre el futuro próximo de vuestro Mundo.

La convulsión general se acerca a pasos agigantados, en parte porque se acelerarán los acontecimientos gracias a vuestra oración, y por otra parte, porque el enemigo no se ha de quedar con los brazos cruzados, como decís humanamente.

Los desastres naturales se harán cada vez más intensos, y eso provocará una gran pérdida de vidas humanas, pero lo que más os debe interesar, como hijos Míos y viviendo la necesidad de la salvación de las almas de vuestros hermanos, es que el maligno acrecentará su fuerza destructiva para hacer que vuestra alma vaya perdiendo la fe en Mí que aún le quede.

Vuestro alrededor se volverá putrefacto. La hediondez de los cuerpos y de los espíritus inmundos os darán nauseas. Querréis morir del horror al ver cómo vuestro Mundo cambia su fisonomía
pero os Pido
mantengáis la paz y la confianza en Mí, vuestro Dios.

A través de los siglos, habéis de recordar como Mi pueblo ha sufrido muchos escarnios.
Mi Iglesia ha sufrido muchos ataques. 
Mi Santo Nombre ha sido pisoteado por muchos. 

La tibieza y la maldad han destruido, en muchas familias del pasado la espiritualidad, y eso ha hecho que vuestro Mundo haya perdido su poder de lucha contra las fuerzas del mal.
La vida se ha degenerado, no tenéis la calidad de vida que debierais, la que Yo He Deseado para todos vosotros; pero vuestro olvido del bien y vuestra aceptación del mal, os ha llevado a vivir como ahora estáis.

Yo no He Querido, en absoluto, que vosotros padecierais lo que ahora estáis viviendo.
Os He Recordado, a través de los siglos, vuestras obligaciones y, en la gran mayoría de los casos, esos Recordatorios de Amor fueron pagados con el asesinato de Mis mensajeros y, de entre ellos, el más importante, a Mi propio Hijo Jesucristo.

Obviamente sabéis que el príncipe de este mundo no quiere que el Amor Verdadero sea llevado a todos los rincones de la Tierra. Él ha luchado y seguirá luchando hasta el final, hasta el tiempo que se le ha permitido, para tratar de destruir Mi Santo Nombre, de las almas de todos vosotros. 
Él no permitirá, hasta donde pueda, la salvación de vuestra alma para que podáis regresar triunfantes al Reino de los Cielos, a gozar por toda la Eternidad lo que él perdió por su pecado de soberbia, soberbia que aún sigue destilando como veneno mortal entre todos vosotros para separaros de Mí y así, también vosotros, sigáis la misma suerte que él y sus ángeles malos obtuvieron por ponerse en contra Mía, en contra del Amor.

Entended, hijitos Míos, que Yo, vuestro Dios, Siendo todo Amor, Dulzura, Ternura, Delicadeza, Me Molesta grandemente el Hablaros de todos los desastres que se os avecinan; pero recordad las Palabras de Mi Hijo Jesucristo: "No temáis a aquel que pueda matar vuestro cuerpo; temedle a aquel que pueda matar vuestra alma ".  El maligno sabe el valor de vuestra alma, y sabe perfectamente el daño que Me causa al robarme un alma y llevarla a la perdición eterna.

En estos momentos, hijitos Míos, deberéis acrecentar vuestra oración, penitencia, ayuno, obras de caridad para con los que irán perdiendo sus pertenencias materiales; pero, sobre todo, deberéis acrecentar vuestra oración para que Mi Santo Espíritu Pueda Habitar perfectamente en vuestro corazón, y así Él Pueda Transmitir Mí Amor y los medios seguros de salvación a través de vuestra presencia y ejemplo entre vuestros hermanos.
Ahora es cuando deberéis dar un bello ejemplo de la vida espiritual que lleváis en vuestro corazón y que Yo He Preparado por siglos para que ahora seáis verdaderos testigos de la Fe y del Amor de vuestro Dios, para la salvación del género humano.

Hijitos Míos,  vuestra vida del alma, vuestra vida eterna pende de un hilo, el hilo de vuestra donación libre y voluntaria a Mi Voluntad. 
Es un hilo de oro el que os está sosteniendo; es Mi Vida Misma la que Quiere Encarnarse en todos vosotros; sólo así,
al permitirme Usar Mi Poder de Salvación, Mi Poder de Amor a través vuestro, en cada uno de vosotros, podremos vencer a las huestes infernales.

Deberéis reconocer, con humildad, que vuestras fuerzas y capacidades humanas son muy limitadas, a causa del pecado que os cubre y el cual, en la mayoría de vosotros, os inhibe el crecer en la vida espiritual, porque se os ha hecho muy cómodo el no luchar contra las fuerzas del mal, ya que se han hecho parte y costumbre de vuestra vida diaria. 
Mientras no recapacitéis, entendáis y contraataquéis con la vida de la Gracia, con Mis Fuerzas de Amor y de Sabiduría Divina, no podréis vencer su fuerza maléfica.

Ved y entended, hijitos Míos vuestra pequeñez y la necesidad que tenéis de Ayuda Divina para la resolución de los problemas espirituales y mundiales que ahora estáis padeciendo y que se acrecentarán si no ponéis el remedio.

Ya os lo He Repetido y no Me Cansaré de Hacerlo, porque sois necios y rebeldes como el pueblo antiguo, pero sabed que Soy vuestro Padre, que os Amo hasta lo Infinito como Soy, y que Seguiré Insistiéndoos a que reflexionéis y aceptéis vuestra salvación, la cual Me Conviene más a Mí que a vosotros, porque el saber que al salvaros os Voy a consentir con Mi Amor por toda la Eternidad, ello Me Llena de Júbilo Infinito; os Amo, hijitos Míos, ¡ os Amo de verdad !

Mirad a todos lados, 
ved la realidad que estáis viviendo y reconoced que no podéis vosotros, ni vuestras autoridades mundiales, detener lo que ya se desencadenó. 
Sólo Yo, vuestro Dios, con vuestra ayuda humilde, Podré Lograrlo, porque en Mí Está todo el Poder y toda la Gloria y sólo Yo Tengo la Facultad de detener el poder destructivo del maligno, pero Yo no os Podré Salvar si vosotros no lo consentís hasta que en humildad no os reconozcáis pequeños, indefensos, pecadores y necesitados de Mí Fuerza en el Amor; entonces será cuando venga el gran cambio.

Por favor, adelantad el tiempo del Triunfo, Mi Triunfo, para Poder Regalaros con la inmensidad de Mis Regalos de Amor, para todos vosotros. El ansia de Amaros Profundamente, ya como almas glorificadas y vencedoras, Me Quema Mi Corazón con el Fuego de Mi Amor.
Venid todos, venid a los Brazos Ansiosos de Amar de vuestro Padre Celestial. 
Dad el último paso triunfal en esta carrera de amor, la cual estáis ahora cumpliendo y terminando en la Tierra. 
La meta se acerca y los que quedéis, gozaréis de grandes, muy grandes Bendiciones en vuestro cuerpo y alma; y los que hayáis dado vuestra vida mortal por dar vida espiritual y para que se dé rápidamente Mi Advenimiento de Amor sobre la tierra, vuestro premio en el Reino de los Cielos será tremendo, grandísimo, porque Yo así Pago el bien que Se Me hace.

Hijitos Míos, hay suficiente Gloria, hay suficiente Amor para ser derramado sobre cada uno de vosotros por toda la Eternidad. 
Venid TODOS, aún los más agobiados por cargas de pecados pasados. 
Ahora es el tiempo del Gran Derrame de Amor y Misericordia de Mi Corazón Inmaculado.
Arrepentíos de corazón, ved vuestras faltas pasadas y en profunda humildad presentádmelas para que Yo las Lave con la Sangre del Cordero y así os Dé el regalo de la Salvación eterna. 
No temáis ni hagáis caso a las insidias del mal que os hará creer que no tenéis salvación por vuestras graves faltas pasadas, el Poder de Perdón de Mi Corazón Misericordioso es INFINITO, y
vuestros pecados, por más graves que lo sean, nunca sobrepasarán el Poder de Mi Misericordia. 
Acercaos con confianza y arrepentimiento como lo hacen los pequeños después de haber cometido una travesura. 
Pero sí: presentando vuestro corazón humilde y arrepentido, yo os Libraré de la carga del mal y de su ataque. 
Sólo os Pido y os Insisto: ¡ Venid ! y os encontraréis con un Padre Amoroso que os Comprenderá y os Hará sentir bien por vuestro arrepentimiento y así no encontraréis al Juez Severo, que Será sólo para aquellos que, aún sabiendo y reconociendo el Poder del Perdón de Mi Misericordia Infinita, se entretienen en seguir pecando y negándome su salvación.

Que Mi Amor, Mi Gracia y Mi Bendición Infinitas os Cubran y os Llenen de Sabiduría para que os Permitan reconocer el valor de Mi Vida de Amor que os Habita a cada uno de vosotros."

3º Mensaje de Dios Padre
20 Abril de 2000 

"Hijitos Míos, Soy Yo, vuestro Padre, Padre de todo el género humano.
Yo os creé para compartir Mi Vida y
Mi vida es
Amor,
Mi Vida es
Luz,
Mi Vida es
Paz,
Mi Vida es
Dar nueva vida a otros.

Ved ahora cómo os desenvolvéis en vuestro Mundo.
¿ Cubre acaso las cualidades que os He Enumerado ?
¿ Sigue acaso Mis Ideales Divinos ?
¿ Mantenéis acaso Mis Decretos de Amor?

NO, hijitos Míos.
Ahora
os desenvolvéis en un Mundo sin leyes, sin principios, sin respeto a vuestro Dios ni a vuestros semejantes.
Algunos de vosotros llegáis a pensar que vivís según la ley de la selva en estos tiempos, pero Yo os Puedo Decir que Mis animalitos se comportan mejor en la selva que vosotros en la sociedad. En la ley de la selva se mata por alimento y el mismo león respeta a su presa si ya está satisfecho.
Vosotros no.
Matáis, destruís al prójimo de palabra ó de obra.
Buscáis apoderaros de sus bienes, tanto materiales como humanos.
Destruís hogares, destruís el trabajo de años de una persona honorable, destruís vidas inocentes con la falsedad de vuestras palabras.
Impedís el desarrollo de la vida humana, tanto en lo físico como en lo profesional.
Vivís atacándoos por envidias.

Os habéis vendido al mal y él se burla de vosotros y se burla de Mi, al veros destruídos y al mostrarme Mi Obra destruída en vosotros.
Os habéis convertido en
marionetas del mal para que él se pueda burlar de Mi, además de poderos evitar la entrada del Reino de Amor que os pertenece por ser Mis hijos.

El engaño al que os ha llevado es tan grande que ya hasta se os hace "normal" vivir en la forma en la que ahora estáis viviendo.
Al haberse introducido a los medios de comunicación os ha creado un "modelo de vida" tan falso y tan atractivo, a la vez, que ciegamente os estáis dejando llevar por él.

Para vosotros el vivir la violencia, el sexo mal entendido, la drogadicción, la falta de valores en general, se os hace ya normal y todo lo que se salga de ésa forma de actuar, lo veis "anormal".
Ahora
las almas que tratan a toda costa de vivir bajo Mis Leyes y Preceptos, se les tacha de "raros", "locos" ó "retrógrados".
Ya son pocos los que tratan de vivir bajo Mis Normas de Amor, normas "normales" de vida en el Cielo y para los que a él pertenecen.
El mismo Cielo ahora se horroriza al ver a vuestro mundo, muy diferente a lo que Mi Amor Concibió para Albergar a las almas que a él vendrían a servirme.

La maldad y sus depravaciones han llegado a un grado en que vergüenza da miraros.
Si no fuera por las Súplicas de vuestra Madre, la siempre Virgen María, Quién continuamente Me Ofrece a Mi Hijo Jesucristo para vuestra salvación, el Mundo entero ya hubiera sido destruido como Sodoma y Gomorra.
¿ Acaso creéis que los pecados en Sodoma y Gomorra eran más grandes que los actuales vuestros ?. No, hijitos Míos, hoy los vuestros sobrepasan por mucho a los de esas dos ciudades malditas.

Lo que ahora detiene Mi Ira contra la mayoría de vosotros, es la Sangre Preciosa de Mi Hijo Jesucristo
, La Cuál no vieron ni tuvieron la generación de esas dos ciudades, pero que vosotros sí tenéis y la tenéis por herencia, pero ahora no la respetáis más.

¿ Hasta cuándo, hijitos Míos, os daréis cuenta de la pocilga en la que vivís ?
¿ Hasta cuándo os daréis cuenta de que estáis sirviendo de marionetas al mal para destruiros y destruir Mi Obra Divina Creada por vosotros por Mi Amor ?
¿ Hasta cuándo, hijitos Míos, os daréis cuenta del Misterio tan Grande y tan Amoroso que os Concedí al Enviaros a Mi único Hijo para vuestra Redención ?
¿ Hasta cuándo recapacitaréis en el mal en el que vivís y que podríais terminar si pensarais más en Mi, vuestro Dios ?

Todo esto y más Vió Mi Hijo en el Huerto de los Olivos y Me Preguntó: ¿ Padre, vale acaso sufrir y morir por la frialdad e ingratitud de Tus hijos ?
Y Yo ahora os Pregunto: ¿ Si estuvierais en el lugar de Mi Hijo en el Huerto de los Olivos y vierais vuestro mundo actual, os daríais en sacrificio como Mi Hijo Se Dio por todos vosotros ?
A la Pregunta de Mi Hijo Yo Le Dije que sí, porque
cada uno de vosotros vale muchísimo para Mi, porque sois Parte de Mi y os Quiero Recuperar para vuestra salvación eterna.

Yo no Puedo Afectar vuestra libertad ni Obligaros a vuestra salvación, ello debe brotar desde el fondo de vuestro corazón, pero lo que sí Puedo Hacer y Haré, es el de Proteger a todos aquellos que se han mantenido bajo Mis Leyes y Preceptos, a todos aquellos que no se han manchado ni enlodado con el fango del pecado en el que vivís.
Por ellos He de Manifestar Mi Poder y Mi Gloria y, gracias a ellos, muchos de vosotros que vivís apartados del Bien y de Mis Decretos, volveréis y seréis salvados gracias a su intercesión, a su insistencia y a su abandono a Mi Voluntad.

Así como Mi Hijo Jesucristo Se Dio por todos vosotros, de todos los tiempos y de todas las ideologías humanas, ahora, Mis nuevos Cristos, aquellos en los cuáles Mi Hijo Puede Vivir plenamente, por haberse soltado a Mi Voluntad, por ellos He de Detener los proyectos destructivos del mal.

Os lo Recuerdo, hijitos Míos.
Yo os Creé para que Me ayudarais a reparar el pecado de vuestros primeros padres y, al quedar reparado, vivierais eternamente bajo Mi Amparo de Amor.

El tiempo de Otorgaros Mi Gracia se ha ido retrasando porque casi todos os contaminasteis en mayor o menor grado por las artimañas del mal y ello ha afectado el que ya pudierais vivir vida de Cielo en la Tierra.
Ahora el mal, al sentirse, prácticamente, dueño del mundo, por la gran sombra de maldad que ha ido envolviendo a todos los pueblos, va a dar su estocada final, la cuál pondrá a prueba aún a aquellos que se han mantenido apartados, a la zaga, de su poder.

En breve, el principal pararrayos de bendiciones que tenéis en la Tierra, será eliminado (el Papa). El mal tomará su puesto, quién os llevará a un desenfreno brutal contra Mis Leyes Divinas.
Se Me atacará por todos los medios y se tratará, a toda costa, de evitar que surjan pararrayos de Luz en todo el Mundo.

Las tinieblas aparecerán como triunfadoras y serán aceptadas por un tiempo, tiempo en el cuál el hombre podrá reflexionar sobre su mal proceder y cuando os deis cuenta de que habéis actuado como el traidor que condenó a Mi Hijo al patíbulo, entonces Su Cruz Gloriosa os Dará nuevo aliento, os Dará una nueva oportunidad, os Dará un nuevo camino por el cuál os podréis dirigir y así, al pedir Mi Misericordia, después de vuestro sincero arrepentimiento, Mi Hijo Volverá, Apartará las tinieblas y os Traerá Su Luz, junto con Su Nuevo Reinado de Amor.

Hijitos Míos, todo ha sido escrito con antelación, desde el tiempo de Mis Profetas en el Antiguo Testamento y a través del tiempo. Se os ha dado a conocer a través de las Apariciones de Mi Hija en muchos países de vuestro Mundo y ni aún así queréis comprender.

Os He Profetizado y se han realizado Mis Advertencias, aún cuando no habéis entendido y ni aún así os conmovéis.
¡ Oh generación de corazón duro y mente perversa !
¿ No os dais cuenta de cómo la Naturaleza se ha vuelto contra vosotros y ni aún así entendéis ?
Veis muerte por doquier, por desastres, inundaciones, terremotos, incendios, enfermedades y epidemias nuevas incontrolables y ¿ ni aún así entendéis ?

¿ Vosotros creéis que es así el Mundo que Yo Pensé para vosotros ?
Yo no Soy el Dios malo y vengador que creéis que Soy.
Yo os Protejo del mal para que no os aplaste como él quisiera, pero la Naturaleza que afectasteis, ahora se ha vuelto contra vosotros, porque de vuestro corazón sólo sale maldad, sólo sale odio, sólo sale destrucción.

Ya os He Dicho que para que todo cambie, tiene que ser cada uno de vosotros, en forma personal, el que cambie y vuestro ejemplo, oraciones, vida de sacrificio y vida en la fe y en Mi Voluntad, moverá a otros al cambio. No podéis obligar a alguien a hacer algo si vosotros mismos no lo hacéis y, es más, en muchos casos pregonáis el bien por hacer y los destruís con vuestras obras.

Hijitos Míos, el tiempo se acerca.
El tiempo de la Gran Prueba ya está a las puertas y no lo podréis soportar ni vencer si vivís fuera de Mi Corazón.
Sólo con una fe ciega, una Fe madura ganada por una vida de oración y de aceptación a Mis Leyes y a Mi Voluntad, os darán la fortaleza para vencer.

Os He Dado infinidad de oportunidades Tratando de Evitar Llegar hasta estos momentos, pero no las habéis escuchado en vuestro corazón.
Aún así, como Padre Amoroso y Comprensivo que Soy,
Yo Estaré junto a cada uno de vosotros para ser apoyados, confortados, aconsejados, aliviados, de cada uno de los momentos difíciles que pasaréis.
Confiad en Mi, que Yo no os Voy a defraudar.
También Mi Hija, la Siempre Virgen María, os Estará Protegiendo y Guiando. Ella Misma y con Sus santos Ángeles.

Confiad en Mí, en Mí Poder Infinito, en Mi Gracia Omnipotente y en Mi Infinita Misericordia y así pronto Lograremos Restaurar este mundo, para que el mal sea vencido y el Reino de Mi Hijo se implante sobre la Tierra.

El dolor del parto es breve y pasajero, cuando se mira el nacimiento del nuevo ser. Así ha de ser el Parto de Amor Celestial que se os avecina.

No temáis ni os fijéis en el dolor que vendrá, gozad ya desde ahora las maravillas del Nuevo Reino que os Regalaré para gozo desmedido de vuestra alma, como Regalo de vuestro Padre a Sus hijos fieles.
Mi Hijo en tres días Restauró Su Vida.
Yo así Restauraré Mi Nuevo Reino.

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el Mismo Poder que Hizo a Mi Hijo Vencer y Levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mi confíen.
Yo Soy el Dueño de la Vida y de la muerte y Yo Puedo Dar la Vida y Vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os Bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y Donación a Mi Voluntad, y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor."

4º Mensaje de Dios Padre
21 de mayo de 2000

sobre la familia

... Ahora vuestra vida se reduce a la búsqueda del goce pasajero de la carne con "vuestra pareja", sin querer aceptar las obligaciones de un matrimonio sacramental, en la moral, en lo social y en lo Divino.
Os vais animalizando y vais brincando de "pareja en pareja" sin buscar el constituir una familia, mientras que otros más, aparentemente se unen bajo Mis Leyes con el Sacramento del Matrimonio, pero éste dura demasiado poco, ya que lo que los ha unido ha sido la carne y no el alma.

Habéis reducido vuestros intereses al goce carnal, porque no os habéis preparado espiritualmente para formar una familia mediante los lazos fortísimos del amor verdadero que se produce en aquellas almas que viven en la oración continua, esto es, que viven cumpliendo con Mis Leyes y confiando en Mi Voluntad para preservar Mi Vida de Amor sobre la Tierra a través de vuestros hijos.

... Ya os Dije que la vida que producís, que engendráis, puede ser física o espiritual; lo ideal es que se den ambas en el mismo individuo y en el mismo nivel.
Ahora Yo os Pregunto, ¿Si el padre de familia no provee del suficiente alimento para sostener a su familia, se criarán sanos y fuertes sus hijos?. La respuesta es no y vosotros lo sabéis perfectamente, ya que de una forma u otra habéis tenido la experiencia, ya sea personal o lo que habéis visto en fotos o en películas de lo que sucede en los países en donde la producción de alimentos es raquítica. La desnutrición de los niños y aún de los adultos es horrenda.

Ahora, con éste ejemplo triste pero real, podréis comprender lo que os Voy a Decir enseguida. Son tantos, ahora, Mis hijos en todo el mundo y principalmente entre la juventud, que no han sido alimentados correctamente a nivel espiritual, ellos se encuentran raquíticos y muy débiles espiritualmente. Ellos van creciendo y formarán "familias" a su modo, ya que por la falta de esos valores espirituales, Mis Leyes y Decretos no entran a formar parte en su vida, y Mi Presencia en sus vidas será prácticamente nula. ¿ Qué van a poder transmitir ellos a sus hijos ? Quizá podrán alimentar sanamente a sus cuerpos, pero ¿podrán alimentar correctamente a su alma ?

Sed realistas; nadie puede dar lo que no tiene o lo que no ha aprendido.

¿ Os dais cuenta ahora hacia donde se dirige la "nueva generación; la generación que ha sido deformada por Mi enemigo y el vuestro ? No hay valores ni hay Dios en la mayoría de Mis hijos actuales.

Se está procreando, sí, pero muchos fuera del matrimonio, y muchísimos más, fuera de Mis Leyes y de Mis Preceptos. Se les enseña una vida fácil, sin complicaciones, sin responsabilidades, sin futuro, SIN DIOS. Su dios son ellos mismos; su ley es la del más fuerte, la del más listo, para aprovecharse de los más "débiles"; su amor, el placer de la carne sin responsabilidades; y si procrean hijos, no muestran amor ni por ellos ni por su madre, "castigando" así a la familia porque la esposa se embaraza sin su permiso.
¡ Éste es vuestro mundo actual !

¿Entendéis ahora Mi Preocupación de Padre por vosotros, Mis pequeños?

Los engaños del maligno han surtido su efecto y os ha llevado a la deshumanización casi total y a la destrucción espiritual, tanto personal, familiar, como mundial, y aún así no os queréis dar cuenta de que vais al despeñadero que os llevará a la muerte eterna.

El mismo maligno os ha llevado al convencimiento casi total de que Yo no Existo, para que no os sintáis culpables por vuestra irresponsabilidad espiritual ante los vuestros. Y, por otro lado, también os ha convencido de que él no existe, para que no sintáis remordimientos por vuestro mal proceder y, ha sido tan fuerte su influencia, que hasta muchos de Mis ministros así lo pregonan. Todo esto da por resultado un pensamiento casi unánime actual: Si no hay Dios, no hay nadie que me pueda reprochar mi mal proceder, y si no hay demonio ni infierno, no hay por qué preocuparse de un posible castigo.

Os han hecho creer en una vida fácil, en donde podéis hacer lo que vuestros instintos desviados y vuestra mente descontrolada, por no tener las "limitaciones" que os ponen las virtudes que os Concedo, quieran hacer, y así se producen día a día innumerables pecados, cada vez mayores, contra Mí, vuestro Dios.

¡ Cuánta Tristeza causáis a Mi Corazón !
Sois Mis hijos, pero vuestro ser, vuestra alma, ya no sirve, y si os Dejo seguir actuando vais a producir peores acciones que Me afectarán todavía más y también a vosotros mismos.

¡ Estáis a un momento del caos mundial !
Caos espiritual y caos material.

Los que os han manipulado, con mentiras, a llevaros al momento en el cual ahora vivís,
os están preparando el "toque final".

Os harán hacer creer que lo que ahora actuáis y pensáis es lo correcto, y que no os deben preocupar ni las Leyes Divinas ni las terrenas, sólo el vivir y seguir vuestros propios instintos es lo que está bien y es lo que vale.
La amoralidad total llegará, y esto, para algunos, los hará sentirse completamente "libres" por un tiempo, hasta que Yo Vuelva a Tomar el Mando mundial.
Cuando esto suceda
os Permitiré daros cuenta de que os dejasteis engañar, y cómo vuestro mal proceder os llevó a revolcaros en el lodo que sólo pertenece al demonio y a sus secuaces.

Hijitos Míos, orad intensamente por vuestros jóvenes y por todos aquellos a los que veis alejados de Mis Leyes, de Mis Decretos y de Mi Amor.

Recordad que la oración profunda, la oración de intercesión hecha con amor por los vuestros, por los caídos en las garras del mal, puede hacer más que todos los discursos que podáis pronunciar.

La vida, la salvación eterna de una gran mayoría de Mis hijos, está en vuestras manos.
¡ Ayudadme, por favor, a salvar a Mis hijos descarriados !
No dejéis que el maligno Me siga quitando almas.

Hijitos Míos, a todos vosotros, a los que He Permitido, en estos tiempos de gran pecado y oscuridad espiritual, conocer Mis Designios y Mis Necesidades de salvación, por medio de todos los Mensajes que a través de Mis profetas actuales os Estoy Dando en todo el mundo y que los habéis aceptado con fe y con amor; os Pido que seáis Mis Arcas de salvación para con vuestros hermanos, para con vuestro prójimo.
En vosotros recae una responsabilidad muy grande, pero muy bella, la cual será premiada por toda la Eternidad.

Hijitos Míos, la salvación de las almas se deberá dar como Mi Hijo os Enseñó, con el vivir, orar y morir por todos los vuestros y así resucitaréis victoriosos para el Reino de los Cielos.

Os Amo Infinitamente y os Bendigo en Mi Santo Nombre, para que alcancéis la Verdad de vuestro Dios, y Ella os Lleve a buscar la salvación de todos Mis hijos, vuestros hermanos.

Mensaje de Dios Padre
28 de abril de 2001

Confidencia 568
Sábado 28 de
Abril del 2001 (9h)

Habla EL PADRE CELESTIAL:

¡Hijo Mío de Mi Corazón de Padre y Dios verdadero...!
Soy Yo, tu Papaíto del Cielo, a donde miras cada mañana en tu oración y no ves nada... pero Yo Estoy ahí y te Escucho, hijo Mío.
No dejes esa oración mirando al Cielo y sintiéndote amado por Mí, que
te He Creado para Mí y para que estés Conmigo eternamente en el Cielo...ESTE ES EL VERDADERO SENTIDO DE VUESTRA VIDA Y EXISTENCIA

Si os He Creado ha sido por Amor, Nosotros, la Santa Trinidad, Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, no Creamos, no Hablamos y no Comunicamos algo, como no sea por Amor y en el Amor.

Me has pedido ahora mismo por todas las personas, que no saben ¿por qué viven, y por qué mueren...?, ¿por qué sufren, y por qué gozan...? que no saben lo que hay después de la muerte y se desesperan buscando la felicidad en esta vida terrena... y agobiados por los problemas, sufrimientos, enfermedades y desgracias, se quitan la vida ellos mismos equivocadamente... pues la vida no es suya ni de nadie, la vida es de Dios...
toda vida existente es de Dios, vuestro Padre Creador que Soy Yo, El Enunciado por Mi Hijo Jesucristo, que Se Hizo hombre verdadero también, para Reconciliar al mundo Conmigo, pues estaba en la esclavitud de Satanás y del pecado.

Yo Soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob y el Dios de vuestro Señor Jesucristo... el Todopoderoso y Eterno, el Padre de las Luces, de toda la Luz, espiritual, material y Divina... fuera de Mí todo es tiniebla y error del mal espíritu en quien comenzó a faltar el Amor y crecer el odio, la envidia y el orgullo con todos sus derivados...

¡Hijo Mío! te has puesto de rodillas al escribir estas Mis Palabras... y has hecho bien, aunque no sientas nada en tu sensibilidad humana, pero es lo correcto ante Mi Presencia y Manifestación por mínima o sutil que ésta sea.

Sí hijo Mío, sólo a Dios debéis adorar, y ante Él postraros por tierra... y ello no debe ser un acto de humillación para vuestro cuerpo y alma, sino un acto de reconocimiento de Quien Soy ¡Yahvé!

Si alguno siente y piensa, que postrarse de rodillas ante Mi Presencia, es una humillación para él, entonces es que en el fondo de su ser, NO ME RECONOCE COMO SU DIOS Y PADRE CREADOR TODO PODEROSO... sino que tiene de Mí otra idea equivocada...

Pero también hay los que se postran de rodillas ante Mí, y no Me aman ni reconocen de verdad... No obstante,
sólo Yo en la Santa Trinidad, Conozco vuestra intención y vuestros corazones, pues Estamos también dentro de vosotros. Aún en la persona más pecadora y corrompida, Yo Estoy en ella... a Mí no Me asustan vuestros pecados y crímenes... Soy Dios de Misericordia, Dios de los miserables.

¡Venid a Mí! todos los que estáis cargados de pecados, crímenes y traiciones, que Yo os Lavaré con la Preciosa Sangre de Mi Divino Hijo Jesucristo y quedaréis limpios, blancos, como la nieve, para comenzar una nueva forma de vivir Conmigo según Mis Mandamientos y Obras de Amor...
Pero debéis venir voluntariamente, y arrepentidos, aborreciendo vuestras malas obras, pensamientos y palabras... purificaos en el Sacramento de la Penitencia y del Perdón, que están en Mi Iglesia Fundada por Mi Hijo.

¡Hijos Míos pecadores! que pensáis que no tenéis pecados, porque habéis perdido ya, la mayoría, la conciencia de lo que es pecado, de lo que está bien o está mal... de lo que es virtud y de lo que es vicio...

Os Estoy Invitando a que Me busquéis y Me améis como PADRE BUENO que Soy de todos vosotros... aunque Yo Soy Dios invisible y no Me podéis ver, pero Mi Imagen humana para vuestros ojos de la cara, es la Imagen de Mi Hijo Jesucristo, que si no Lo pudisteis conocer, porque no vivisteis en Palestina cuando Él Andaba por la tierra... sí tenéis hoy una imagen material suya, sacada de la
Sábana Santa que envolvió Su cadáver, y al Resucitar Dejó plasmada en ella... Con estas Palabras confirmo su autenticidad, tan puesta en duda por algunos incrédulos.

Pues bien, esta Imagen de Su SANTA FAZ, y algunas derivadas de Ella con el Rostro vivo, es un Regalo que os Hace Mi Providencia de Padre Dios, para que tengáis una referencia imaginativa y plástica del SANTO ROSTRO de Mi Hijo y Mío, en la tierra, ya que en vuestros días hay tantas imágenes visuales y plásticas inventadas por el hombre... para que así no os falte de nada y aún sigáis en la fe...


 


Esta imagen de Jesús apareció milagrosamente al revelar el carrete de fotos del acto solemne de devolución de un cáliz al sagrario de una iglesia española, de la cual había sido expoliado durante la guerra civil española por los comunistas (1936-39).

 

Santa Faz
de la Sabana Santa de Turín

 

Habla (A):
¡Gracias Padre Nuestro del Cielo! Por darnos a ver y poder besar con todo sentimiento la Santa y Adorable FAZ de Vuestro Divino Hijo Jesucristo, Señor y Redentor nuestro, para reparar por lo menos algunas de las muchas ofensas que Recibe a diario por parte nuestra...

Habla EL PADRE CELESTIAL:

Sí, hijo Mío, sí, besad Su Santa FAZ, aunque sea en estampa, pues os lo Agradecemos como muestra de vuestra fe, cariño y afecto... pero besad y abrazadnos también en las personas de vuestros hermanos y hermanas... aunque en ellos y ellas, os sea a veces más difícil de ver nuestra Imagen de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

¡Hijo Mío! El Amor no distingue ni lleva cuenta de las apariencias... sino que se da a todos y desea el bien a todos, de buenos y de malos, de justos y de injustos... Cuando viváis en este AMOR, podréis creer y pensar, sin miedo y presunción que ESTÁIS VIVIENDO EN DIOS, pase lo que pase y digan lo que digan los demás.
Este es EL VERDADERO SENTIDO DE VUESTRA VIDA EN LA TIERRA Y DESPUÉS TAMBIÉN EN EL CIELO, EL AMOR.

Pero esta Palabra verdadera y hermosa implica muchas cosas:
Implica COMPORTAMIENTOS en el bien obrar según los Mandamientos que Di a Moisés en el Sinaí, y Mi Hijo Jesucristo Recomendó al joven rico, (Ex. 20, 7-17) y (Mt. 19,17).
Implica tener PENSAMIENTOS E INTENCIONES buenas de Amor, unión y desear el bien y el Cielo para todos...
Implica tener PALABRAS DE VERDAD Y DE AMOR, CARIÑO Y AFECTO, junto con las miradas tiernas y dulces, comprensivas y amorosas...
Dice Mi Hijo Unigénito:

El que quiera salvar su vida la perderá.
Pero el que la pierda por Mí la salvará.
¿De qué le aprovecha al hombre ganar todo el mundo,
si al final pierde su alma?
¿O que podrá dar el hombre a cambio de su alma?
Porque el Hijo del Hombre Ha de Venir en Su Gloria de Su Padre, con Sus ángeles, y entonces Retribuirá a cada uno según sus obras.”
(Mateo 16, 25-27)

Os Explicaré estas Palabras claramente por si alguno no las comprende bien:

"EL QUE QUIERA SALVAR SU VIDA LA PERDERÁ...” (Mt 16,25)

Aquí Nos referimos a la VIDA ETERNA, que es la verdadera Vida en Dios... en Nosotros.
Vosotros habéis sido Creados para vivir eternamente en el Cielo con Nosotros en la Trinidad Santa, pero tenéis dos etapas en vuestra existencia:
LA PRIMERA: una vida terrenal de vuestra alma en un cuerpo mortal en la tierra...
LA SEGUNDA etapa, llamémosle de la ETERNIDAD que comienza para el alma con la muerte del cuerpo.

Por el Pecado Original de Adán y Eva, la PRIMERA etapa de vuestra alma en vuestro cuerpo mortal es un CAMINO DE PRUEBA DE FIDELIDAD A DIOS para merecer o no merecer el Premio de la Vida y Bienaventuranza eterna en el Cielo. Adán y Eva tuvieron su prueba, y cada uno de vosotros tenéis la vuestra: esta vida terrenal.
Si en lugar de aspirar a esta VIDA CON DIOS feliz y eterna... uno aspira y se afana por vivir lo que él entiende y quiere para él, despreciando el Amor y la Ley de Dios y eligiendo libremente el pecado... ciertamente morirá (la perderá), lo que quiere decir, que su alma después de la muerte del cuerpo, irá destinada por toda la eternidad al infierno, apartada de Dios, junto con los ángeles y almas humanas rebeldes...
Y entonces ¿de qué le habrá servido vivir “su vida” en la tierra según sus caprichos o ideas equivocadas...? Todo ello le habrá servido para sufrimiento eterno.

¡Es triste hijo Mío! Pero os He Creado libres para escoger entre el BIEN que Soy Yo, o el MAL, que es Satanás... y cada uno tendrá lo que haya elegido en esta primera etapa de vida terrenal.

"PERO QUIEN LA PIERDA POR MÍ, LA SALVARÁ..." (Mt. 16,25)

Mirad cómo Mi Divino Hijo Jesucristo, la Segunda Persona de Esta Santísima Trinidad, Se Hizo hombre y Perdió Su vida terrenal por Hacer la Voluntad de Su Padre Celestial... Él Es vuestro Ejemplo de VIDA EN DIOS.
Por todo esto, el que renuncie al pecado, a Satanás y a todas sus mentiras, orgullos y vanidades... por seguir el Camino de Mi divino Hijo Jesucristo, LA SALVARÁ.

"¿QUÉ PODRÁ DAR EL HOMBRE A CAMBIO DE SU ALMA?" (Mt 16,26)

Os Aclaro algo muy importante:
EL ALMA es de Dios, nadie puede crearla, es única e irrepetible, no se puede adquirir más que por Dios, y nadie puede sobornar a Dios para salvarse.
EL
ALMA RACIONAL os hace semejantes a Dios porque es una impronta de Su Ser Divino, y es espiritual e invisible.
EL
CUERPO, también es de Dios, y vive por el Aliento de Vida que Dios le Da junto con el ALMA... cuando el ALMA se separa del CUERPO, es la muerte primera, el CUERPO queda sin Aliento de Vida, es un cadáver, pues es material y visible.
ALMA y CUERPO de la persona humana son de Dios...

Dios os da la vida y da la muerte...”
(1 Samuel 2,6)

Si alguno dice que su cuerpo es suyo y puede hacer lo que quiera con él, está en un error de cara a la VERDAD ABSOLUTA que Es DIOS, y debe de saber que Fue Dios el que Puso la vida y el alma racional en el seno de la madre... y estas aberraciones que el hombre moderno está haciendo hoy, manipulando la vida material... son todas contrarias a Nuestra Ley de Amor y Vida, pues en el mejor de los casos vais a conseguir monstruos.

"PORQUE EL HIJO DEL HOMBRE HA DE VENIR EN LA GLORIA DE SU PADRE, CON SUS ÁNGELES, Y ENTONCES RETRIBUIRÁ A CADA UNO SEGÚN SUS OBRAS.” (Mt. 16,17)

Mi Hijo Unigénito Resucitado, Está Conmigo en el Cielo... pero como os lo Prometió, Volverá a la tierra Glorioso y con Sus ángeles.
Primero: para
Manifestar Nuestra Misericordia a vuestro mundo corrompido y descreído... y
Segundo: para
Manifestar Nuestra Justicia y Dar a cada uno según sus obras... premio o castigo eternos.

La
Primera Venida desde el Cielo, como Resucitado y Rey de Paz y Misericordia es la que podéis llamar VENIDA INTERMEDIA, sin contradecir Nuestra Revelación Divina, y la tenéis a la puerta... sólo faltan los últimos signos, La gran CRUZ en el cielo y otros ya anunciado por Mis almas escogidas...

Y la
Segunda Venida como Resucitado, será como Rey y Juez de vivos y muertos, al final del mundo y de esta humanidad.

Observad que poco se ha hablado y predicado sobre la Primera Venida como Resucitado, citada por San Lucas Capítulo 18 versículo 8... pero ya os Estamos Explicando las Escrituras.

A vosotros os corresponde vivir en vuestros días la Primera e Intermedia Venida, sacudíos el sueño de ese materialismo en que vivís, y preparad vuestras ALMAS para recibirlo en la Paz y el Amor.

Os Bendigo en Mi Nombre de Dios Padre del Cielo, de Dios Hijo Unigénito, y de Dios Espíritu Santo Paráclito.

ORA D Y AMAD sin descanso hasta la VENIDA INTERMEDIA de Mi Hijo.

(Breve pausa...)
Habla EL PADRE CELESTIAL:

Tú, hijo Mío, publica esto según tus posibilidades, para que todos los que lo lean o escuchen, sepan cuál es el VERDADERO SENTIDO QUE TIENE LA VIDA QUE LES HE DADO Y SOSTENGO... hasta que los Llame en la hora de la muerte para Darles el premio o el castigo... y si alguno piensa o dice que, que Dios Es Padre Bueno y de Misericordia y que no Puede Castigar con las penas eternas del infierno, esto es media Verdad y no toda la Verdad Revelada en las Sagradas Escrituras, porque también Soy Justo y Doy a cada uno según sus obras...

No penséis de Dios equivocadamente y a vuestras maneras... leed las Escrituras Sagradas e informaos a qué Dios estáis siguiendo y en cual Dios creéis, porque sólo hay Uno y Trino.
Yo Soy el Dios de la Vida, el Dios del Amor, el Dios de la Verdad, el Dios Padre de vuestro Señor Jesucristo, Redentor vuestro.

Seguid el Camino que os Ha Dejado Mi Hijo para llegar hasta Mí, como Él lo Recorrió en la tierra en cuerpo mortal fielmente... Él Es vuestro Ejemplo a seguir.

Dejaos Iluminar por el Espíritu Santo y seguid Sus Mociones (movimientos e inspiraciones), pedidme el discernimiento de los espíritus para no errar el Camino, porque no todos los espíritus son de Dios... pues están: el
Espíritu de Dios Divino, el espíritu Angélico bueno, y el espíritu angélico diabólico, el espíritu del mundo, y el espíritu humano.

Las Palabras que os Ha Dejado Mi Hijo Son Espíritu y Vida... Vivid Su Palabra y viviréis eternamente con Nosotros en el Cielo.

Os Esperamos y Amamos a todos, Estamos con vosotros, pero
cada uno debe andar su camino... no estáis solos, pero el Reino de Dios es de los que se esfuerzan por él.

¡Animo! ¡Sed valientes de corazón!
¡Os Bendigo...!

Vuestro Dios Padre del Cielo.

Mensaje de Dios Padre
6 de octubre de 2001

EL REINO DE LA PAZ Y DEL AMOR:
( LOS NUEVOS CIELOS Y LA NUEVA TIERRA ) 

Selección del Mensaje de Dios Padre a su instrumento en México (anónimo),
transmitido en fecha 6 de
octubre de 2001 

PARTE FINAL DEL MENSAJE 

Habla el Padre Eterno:-            

"Mi Luz Estará en el corazón de algunos de vuestros hermanos; los cuales serán núcleos de salvación y gracias con su tremendo dolor, al soportar heroicamente el sufrimiento (1).
Muchas almas volverán a Mí.
Por ellos He de Aminorar el sufrimiento de muchos.
Y por fin (en un acto de Amor y Misericordia), Vendré a Vencer al MALIGNO; a sus secuaces; y a todos los que se vendieron a él.

La Tierra será purificada de todo mal.
El amor, la alegría y la gratitud hacía Mí, llenará los corazones de los elegidos.
Los que en Mí se mantuvieron, serán los dueños de Mi Nueva Creación.
Serán los que gozarán los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra.
El Amor Infinito los Envolverá; y serán nuevamente el Regalo de Mi Corazón: Mi Nuevo Pueblo bajo el Amor de su Padre y Dios.

Gran alegría; gran paz; gran fraternidad se vivirá en ESTA ERA DEL AMOR por venir. Será el gran premio al gran dolor. Será el trofeo al gladiador que se mantuvo firme hasta el final. Será una unión exquisita de la creatura con su Dios.

NO HA HABIDO MOMENTO TAN BELLO EN TODA LA HISTORIA DE LA CREACIÓN, COMO EL QUE SE VIVIRÁ EN ESE TIEMPO TAN PRÓXIMO A VENIR.
Os Pido:
no desfallezcáis.
Yo Tengo todo el Poder y la Gloria.
Y si en Mí confiáis, la prueba será fácil de pasar.

Atended a las Mociones de Mi Santo Espíritu que tendréis en vuestro interior; las cuales tendréis fácilmente si os mantenéis en estado de Gracia y de continúa oración; y así, Yo os Animaré a seguir adelante hasta lograr el Triunfo Final.

Yo os Amo, Mis pequeños.
Orad fuertemente por los débiles de corazón.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre; en el de Mi Hijo Jesucristo, y en el Amor de Mi Santo Espíritu.

----------------

(1).- Dios Padre se refiere a nuestros hermanos que se han ofrecido a Él como ALMAS VÍCTIMAS; y a los que le han ofrecido su vida según las Intenciones de Nuestra Santísima Madre Dolorosa.

 

***

 
  Hoy habia 3 visitantes (15 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=